Los cardiólogos alertan: por cada muerte de Covid-19 se producen tres o cuatro por enfermedad cardiovascular

0
El año pasado más de 120.000 personas fallecieron por enfermedad cardiovascular en España, por lo que continúa siendo la primera causa de muerte en nuestro país. «Incluso en esta situación terrible, con 35.298 fallecidos hasta ahora por Covid-19, por cada persona que muere de Covid, fallecen 3 o 4 de enfermedades cardiovasculares», ha alertado el doctor Héctor Bueno, vicepresidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y presidente del e-Congreso SEC 2020 de la Salud Cardiovascular, que se ha presentado este jueves. «Es importante no descuidar a los pacientes cardiovasculares durante la pandemia. Igual de trascendente es definir bien los procesos asistenciales de los pacientes con Covid como los de los que no la tienen, a quienes no debe invisibilizarse en ningún caso», ha señalado el doctor Bueno.

El videpresidente de la SEC no augura una reducción de las muertes por enfermedad cardiovacular sino todo lo contrario. «Uno de los trabajos que se presentarán durante el e-Congreso, y cuyas conclusiones principales ya se adelantaron hace algunas semanas, es un estudio de la Asociación de Cardiología Intervencionista de la SEC, que ha confirmado lo que ya sospechábamos: el Covid-19 ha tenido un tremendo impacto sobre la letalidad por infarto agudo de miocardio, multiplicándose por dos los fallecimientos intrahospitalarios durante la pandemia frente al periodo previo».

Durante la presentación del Congreso, los cardiólogos han manifestado su preocupación porque los pacientes cardiovasculares sean tratados adecuadamente y no duden en pedir atención sanitaria en tiempos de Covid-19. «Se ha detectado que la mortalidad en los pacientes con infarto agudo de miocardio en los dos meses de más intensidad de la pandemia fue el doble que la registrada el año anterior y esto puede ser por miedo a acudir a los centros sanitarios y por la relativización de sus síntomas. Tardaban casi 35 minutos más en contactar con los dispitivos asistenciales desde que empezaban los síntomas. A mayor tiempo en aplicar el tratamiento mayor mortalidad», ha explica el doctor Ángel Cequier, presidente de la SEC.

Además, se ha constatado que los pacientes cardiovasculares son más vulnerables al virus. Un trabajo que va a presentarse durante el encuentro científico que evaluó a 378.043 pacientes con diagnóstico confirmado de infección por coronavirus demuestra que las personas con enfermedad cardiovascular presentan un riesgo cinco veces superior de muerte. Factores de riesgo cardiovascular clásicos, como la diabetes y la hipertensión arterial, también se asociaron al doble de mortalidad.

«No sabemos si se contagian más pero sí que cuando una persona con problemas cardiovasculares se contagia tiene peor pronóstico. Cuando una persona tiene fibre y problemas respiratorios se oxigena mal, y en el caso del enfermo que tiene el corazón debilitado va a tener que trabajar mucho más. Además la tormenta de citoquinas también se da más en cardiópatas», ha señalado el doctor Julián Pérez Villacastín, presidente electo de la SEC.

El Covid-19, además, también puede desencadenar problemas cardiovasculares como miocarditis, vasculitis, trombosis y arritmias malignas en población que previamente no los tenía.