Los defensores de que la Tierra es plana organizan un crucero para llegar al borde del planeta

0
8
Los defensores de que la Tierra es plana atacan de nuevo y anuncian un crucero para 2020 directo al borde del planeta. Los llamados terraplanistas, cuyos argumentos son fundamentalmente pasajes de la Biblia, sostienen que nuestro mundo tendría forma de disco plano y que su borde está delimitado por un gran muro de hielo (la Antártida) que evita que caigamos al vacío del espacio y que se derramen los océanos. Por ello, el crucero se anuncia como la «aventura más grade, audaz y mejor hasta la fecha» desde su página web.

Los organizadores son las mismas personas encargadas de la Conferencia Internacional Flat Earth (FEIC por sus siglas en inglés), que el pasado mes de noviembre reunió a 650 personas en Denver (quienes pagaron algo más de 300 euros por persona para acudir al evento). Tras el éxito de la cita, la FEIC -que cuenta entre sus adeptos a raperos como BoB o la concursantes de realities Tila Tequila) se ha propuesto dar un paso más allá y ya anuncia el crucero en su web.

El viaje al fin del mundo
Los terraplanistas piensan que «la Tierra tiene la forma de un disco con el Polo Norte en el centro, y la Antártida como una pared alrededor del borde. (…) En este modelo, la circunnavegación se realiza moviéndose en un gran círculo alrededor del Polo Norte», afirman.

Este muro de hielo es, según su teoría, «lo que retiene a los océanos» y «lo que los exploradores han llamado Antártida». «Por lo que sabemos, nadie ha estado muy lejos del muro de hielo y ha regresado para contar su viaje. Lo que sí sabemos es que rodea la Tierra y sirve para mantener nuestros océanos y nos ayuda a protegernos de todo lo que se encuentra más allá», afirman los organizadores de esta «aventura».

El problema de base del crucero
Sin embargo, los terraplanistas se enfrentan a un problema, según explica el periódico «The Guardian»: los sistemas de navegación que utilizan los barcos (incluidos los gigantes de los cruceros) basan toda su tecnología en que la Tierra es un globo, por lo que no podrían utilizarse en esta gran aventura. «Los barcos navegan según el principio de que la Tierra es redonda», afirma Henk Keijer, un ex capitán de barco de crucero que navegó por todo el mundo durante una carrera de 23 años. «Las cartas náuticas están diseñadas con eso en mente: que la Tierra es redonda», sentencia.

Keijer, quien ahora trabaja como experto forense marino para Robson Forensic, explica que la existencia del GPS, el sistema de posicionamiento global, solo es una prueba de que la Tierra es una esfera, no un disco plano. Este sistema se basa en 24 satélites principales que orbitan la Tierra para proporcionar información de posición y navegación. Y la razón por la que se utilizan tantos es «por la curvatura de la Tierra», afirma Keijer.

«Si la Tierra hubiera sido plana, un total de tres satélites habría sido suficiente para proporcionar esta información a todos en la Tierra. Pero no es suficiente, porque nuestro planeta es redondo», señala con rotundidad.

Los delirantes argumentos de los terraplanistas
Aunque no todas las teorías de que la Tierra plana son iguales, la mayoría se apoya en argumentos religiosos. En la página web explicativa del FEIC (montada a modo de «Wikipedia»), afirman que «la evidencia de una tierra plana se deriva de muchas facetas diferentes de la ciencia y la filosofía», pero que «lo más simple es confiar en los propios sentidos para discernir la verdadera naturaleza del mundo que nos rodea».

«El mundo parece plano, los fondos de las nubes son planos, el movimiento del Sol; todos estos son ejemplos de sus sentidos que le dicen que no vivimos en un mundo heliocéntrico esférico. Esto es utilizar lo que se llama un enfoque empírico, o un enfoque que se basa en la información de sus sentidos. Alternativamente, cuando se usa el método de la duda cartesiana de Descartes para ver escépticamente el mundo que nos rodea, uno se encuentra rápidamente que la noción de un mundo esférico es la teoría que tiene la carga de la prueba y no la teoría de la tierra plana», sostienen.

En la misma página web se puede leer que consideran la carrera espacial como un montaje orquestado por las agencias espaciales durante la Guerra Fría, y en la actualidad se utilizan como excusa para recaudar dinero «y malversar», aseguran los terraplanistas.