Detienen a un expolicía como responsable del asesinato de una familia mormona de nueve miembros en México

0
Por esta fechas, noviembre del 2019, la colectividad mormona del norte de México recibía la triste noticia: seis menores junto a tres madres perecieron debido a una emboscada cerca de la frontera con Estados Unidos. Y es que la familia LeBarón corresponden al grupo de mormones que vive entre Estados Unidos y México. El asalto se produjo entre el estado de Sonora y el de Chihuahua en el amplio desierto de Sonora. Según contaron funcionarios del país en ese momento el convoy de la familia «pudo haber sido confundido por los grupos que se disputan el control de la región», tal y como manifestaron.

Unos meses más tarde se ha dado la razón a la investigación. La rivalidad entre bandas del crimen organizado ha podido ser la causa del accidente del grupo familiar. Los LeBarón forman parte de un grupo de mormones que consta de más de un millón de miembros que se fraccionó de una parte importante de los integrantes de su misma religión por no estar de acuerdo con la poligamia reinante entre ellos hace más de un siglo. En realidad, en la fatídica ruta viajan 14 hijos entre cuyos supervivientes se encontraba una niña y un bebé al que su madre escondió en un altillo del coche antes de salir del mismo.

Los fiscales federales mexicanos arrestaron a varios integrantes sospechosos que operan en la frontera entre ambos países. El sospechoso que se encuentra bajo custodia policial forma parte del clan de La Línea, una escisión del cartel de Juárez. Ha sido arrestado junto a otros dos miembros en el estado de Chihuahua. Estos grupos operan entre el norte de México y los Estados Unidos apoyan operaciones de drogas y armas. El arresto se ha producido por operarios que han trabajado independientemente de los funcionarios para evitar cualquier posible filtración. Los acusados han sido trasladados a Ciudad de México donde se espera sean juzgados. Todavía se dirime porque la familia sufrió semejante ataque, pero se cree que fueron confundidos con un grupo rival.