3 República Dominicana y el peligro de migración ilegal por @AsaelRD |


Opiniones

Published on julio 24th, 2017 | by asael

0

República Dominicana y el peligro de migración ilegal por @AsaelRD

Asael González

GpAsael@gmail.com

La mayoría de los ciudadanos dominicanos entienden que estamos invadidos y estoy totalmente de acuerdo.

Es bueno aclarar que Haití tiene 10.7 millones de habitantes y tiene 27,750 mil km² con una densidad de 382 km² versus los 221,6 km² lo que demuestra una proporción de habitantes por km² muy superior a la de nuestro país.

Estos datos evidencian que los haitianos tienen una tasa de natalidad mucho más rápida que la nuestra y su país no tiene la capacidad de acoger el incremento de su población en un futuro cercano, esto es una de la variable que explica la migración descomunal de la cual estamos siendo sujetos.

El resultado más inmediato de esta migración de ilegales –acotando que también las emigraciones como la venezolana y la colombiana también afecta esta variable—es la pérdida de oportunidades de obtener un empleo para ciudadanos dominicanos, esta emigración —que en su mayoría es ilegal— es una tentación muy apetitosa para los empresarios. La falta carga impositiva, de seguridad social y la limitación o negación de los derechos del empleado son un caramelo envenenado para nuestra nación.

La pregunta obligada es ¿Quién debe controlar estas irregularidades y falta de visión a largo plazo de los empresarios?  La respuesta, el gobierno y todos nos preguntamos ¿qué hacen estos ilegales, principalmente el haitiano con el dinero que produce en nuestro país?  Por supuesto que lo envía a su país tal y como lo hacemos los dominicanos que viven en EE.UU.

Nos obliga la razón expresar una gran diferencia en la emigración dominicana versus la emigración haitiana y es muy simple EE.UU. tiene más de 9 millones de km², nosotros solo 48 mil km², nosotros no enviamos parturientas a los hospitales estadounidenses, ni consumimos el 25% del presupuesto de salud de ese país, como indica el Ministerio de Salud Pública que es la inversión en los ciudadanos haitianos ilegales en materia de salud

De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud Publica su presupuesto 2017 es de RD$13,000 millones, lo que significa que el 25% representa RD$3,250 millones que el estado tiene que invertir, en perjuicio de aquellos que pagan sus impuestos y que reciben un servicio de salud deficiente. ¿les parece esto justo?

Los economistas afirman que la economía dominicana tiene un decenio en crecimiento, pero esa bonanza no es distribuida de forma equitativa. Los más pobres no reciben los beneficios de este crecimiento.

Volviendo al tema de la población haitiana que es incontrolada y creciendo a velocidad que solo es comparada con las naciones africanas de continuar esa tendencia en pocos años llegará a más de 20 millones, colocando a los dominicanos en una situación insostenible. Nuestra isla no tiene capacidad productora para sostener 30 millones de personas.

De acuerdo al estudio del 2015 del Observatorio del Mercado laboral Dominicano (OMLAD) la mano de obra ilegal haitiana ha crecido en un 445% en los últimos 14 años.

Este solo dato debería llamarnos a todos a preocupación, pero nos encontramos con que la mayoría de los ciudadanos dominicanos no consideran esta problemática como una de sus prioridades —Ver encuesta Gallup-Hoy 10 febrero 2017— evidenciando la falta de conocimiento de la amenaza que es la emigración ilegal para nuestra nación.

¿A quién debe preocuparle este problema? A todos los dominicanos ya que esto afecta el futuro de nuestra nación.  ¿Qué tenemos que hacer con Haití? El gobierno dominicano debe exigirle al gobierno haitiano que invierta en su población y deje de ser el parasito que consume todo el presupuesto de esa nación, multar a los empresarios que de manera carnavalesca se aprovechan de esos pobres haitianos que solo buscan mejorar su forma vida y a las ONG e instituciones internacionales que respeten nuestro orden jurídico en materia de migración.

Todos los estados tienen el derecho de determinar quiénes son sus ciudadanos y cuales personas pueden vivir en ellos, es imposible aceptar que desde organizaciones o países se determine la política migratoria de nuestro país ¡Si esta es la última gran batalla que debemos librar para nuestra independencia real que así sea! Cito una estrofa del juramento trinitario para todos aquellos que consideran que esta lucha es de todos.

“Dios Patria y Libertad” Así lo ratifico y prometo ante Dios y ante el mundo. Si tal hago, Dios que me proteja y de no, me lo tome en cuenta y mis consocios me castiguen el perjurio y al traición si los vendo.

Tags:


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑