El Parlamento arrebata el timón del Brexit a May con la dimisión de tres miembros de su Gobierno

0
57
El Parlamento británico ha asestado este lunes un nuevo revés a la primera ministra, Theresa May, con la aprobación de la conocida como Enmienda Letwin, que permite al Parlamento asumir el timón sobre las decisiones relativas al Brexit. La enmienda ha salido adelante con el apoyo de tres secretarios de estado que han dimitido de sus cargos para votar en contra de May.

Los dimisionarios son el secretario de Estado de Negocios, Richard Harrington; el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Alistair Burt, y el secretario de Estado de Sanidad, Steve Brine.

Los tres miembros del Gobierno de May que han dimitido se incluyen entre los 30 diputados conservadores que han votado en contra del criterio del Gobierno y a favor de la Enmienda Letwin, incluidas voces destacadas que apoyan la continuidad de Reino Unido en la UE como Dominic Grieve.

Además, llama la atención que hasta ocho diputados del Paritdo Laborista hayan votado con el Gobierno y en contra de la Enmienda Letwin.

El Parlamento ha aprobado así la enmienda con 329 votos a favor y 302 en contra, un margen mucho mayor de lo que esperaban los analistas. La inicativa planteada por el diputado conservador sir Oliver Letwin por la que el Parlamento tendría el poder de confeccionar la agenda de votaciones y arrebataría así de forma efectiva el control del Brexit a May con el objetivo de lograr una nueva mayoría para superar el actual bloqueo tras el rechazo en dos ocasiones por los Comunes del Acuerdo de Retirada que defiende May.

La propuesta modifica las normas del Parlamento de forma excepcional y para un solo día, el 27 de marzo, para que los diputados puedan debatir y votar fórmulas alternativas sobre el Brexit en lo que se conoce en jerga parlamentaria como «voto indicativo». Así, los diputados previsiblemente podrán votar sobre un «Brexit más blando» o plantear la posiblidad de convocar un segundo referéndum.

Con esta votación se plasma la derrota de May, que había ofrecido a los Comunes una serie de votaciones alternativas sobre el Brexit dirigidas siempre por el Gobierno porque permitir al Parlamento asumir la agenda del Brexit sería «un precedente desagradable».

Inmediatamente después, la Cámara de los Comunes ha votado sobre la enmienda planteada por la diputada laborista Margaret Beckett, que exige que el Parlamento pueda votar para solicitar una nueva prórroga del Brexit si no se ha logrado aprobar el Acuerdo de Retirada para el 5 de abril. Sin embargo, esta inciativa ha sido derrotada por el Gobierno y sus aliados con 314 votos contra 311.

Este mismo lunes May reconocía en sede parlamentaria que no cuenta con el apoyo necesario para someter su acuerdo de Brexit a una tercera votación en la Cámara de los Comunes, si bien ha dejado claro que seguirá discutiendo con los parlamentarios para lograr su respaldo.