Condenan a cadena perpetua al hombre que empujó a un anciano a unas vías del metro en Londres

0
29
Paul Crossley, el hombre de 47 años que empujó a un pasajero de 91 años -Sir Robert Malpas, el expresidente del Eurotúnel- a las vías de una concurrida estación del metro londinense en abril 2018, ha sido condenado a cadena perpetua este lunes tras ser declarado culpable de intento de asesinato.

Crossley, a quien se le había diagnositcado esquizofrenia a los 17 años, se había sometido a meses de evaluación psiquiátrica antes de ser sentenciado por un juez a ingresar en un hospital psiquiátrico hasta que se le considerase apto para entrar en prisión, donde finalmente pasará un mínimo de 12 años, según ha informado la Policía de Tránsito británica.

Las imágenes de las cámaras de seguridad mostraron que Crossley intentó empujar primero a un hombre de 23 años a la vías en la estación de Tottenham Court Road en el centro de Londres el 27 de abril del año pasado, aunque no tuvo éxito. Luego viajó hacia la estación de Marble Arch, donde empujó a un anciano que sufrió múltiples fracturas de pelvis y un corte profundo tras caer de cabeza sobre el carril del metro. También se había mostrado que Crossley había consumido altas dosis de crack el día previo al crimen.

El inspector Darren Gough, principal encargado de la investigación, dijo que había sido un proceso largo y traumático para las víctimas y también subrayó que «el impacto físico y emocional de un ataque tan violento e injustificado no debe ser subestimado».