Cientos de políticos hackeados en Alemania

0
4
Los teléfonos móviles de cientos de políticos alemanes han sido hackeados y su contenido publicado en Internet. Según una información adelantada por RBB, el ataque afecta a políticos de todos los partidos, incluidos CDU, CSU, SPD, Los Verdes, La Izquierda y FDP, con excepción del antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD), cuyos miembros no aparecen en la lista de víctimas. Entre los datos publicados hay desde documentos internos de los partidos políticos hasta chats personales y familiares, aunque no se ha detectado por ahora información de interés público relevante.

Datos personales, correo electrónico, facturas, listas de contactos e información de tarjetas bancarias y documentos de identidad. Todo esto aparece publicado junto a números de teléfono y direcciones postales de numerosos diputados y políticos regionales. Aparentemente, la información ha sido publicada sin filtros y contiene documentos de varios años de antigüedad.

Los enlaces a las filtraciones han sido distribuidos vía redes sociales, concretamente vía Twitter, en cuentas con más de 16.000 seguidores que a partir de la publicación original siguen propagando los datos. Aunque políticamente los partidos no se sienten gravemente afectados, a escala personal los daños son incalculables e irreparables.

Operador de Hamburgo
Las primeras investigaciones y rastros IP apuntan a una plataforma cuyo operador podría estar ubicado en la ciudad de Hamburgo. También se ha podido constatar que los datos fueron publicados hace días, aunque los afectados no habían reparado en ello hasta ayer jueves. Los presidentes de los grupos parlamentarios se reunirán hoy para tratar de evaluar los daños y establecer pautas de reacción.

No es la primera vez que la política alemana sufre un ataque informático masivo. En 2017, el conocido grupo ruso de ciberespionaje «APT28» accedió con éxito al Ministerio de Exteriores y al de Defensa, así como a la red de datos del Gobierno alemán y de los servicios secretos, según confirmó la agencia de noticias alemana DPA. Los servicios secretos alemanes detectaron el ataque en diciembre de ese año, pero el programa que había logrado infiltrar el virus espía llevaba en activo desde hacía tiempo, posiblemente todo un año. Según el Ministerio de Interior, el ataque ya fue «aislado y está bajo control». Se desconoce si los datos publicados ahora podrían proceder de ese mismo ataque. También el ataque que sufrió el Parlamento alemán en 2015 fue llevado a cabo desde una cuenta de este grupo ruso.

En esos casos, sin embargo, había claros objetivos de espionaje. Según los organismos de seguridad, los hackers accedieron, entre otros documentos, a un informe sobre las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido relativas al Brexit y en al menos seis documentos hackeados se encontraban también registros de conversaciones de la UE relativas a Ucrania y Bielorrusia. La actual publicación de datos, en cambio, no parece ir dirigida a objetivos concretos, sino a exponer públicamente la intimidad de los políticos.