Carencia de alimentos y medicinas en Gibraltar: los documentos secretos del Brexit salen a la luz

0
18
Los documentos secretos del Brexit, que han salido a la luz este miércoles por la noche, revelan que Gibraltar se enfretaría a graves problemas de suministro de alimentos y medicinas en caso de que se produjera una ruptura abrupta con la Unión Europea.

«Gibraltar, debido a la imposición de controles fronterizos en la frontera con España, verá una alteración para suministrar bienes (incluidos alimentos), medicinas», se lee en el documento.

Trabajadores fronterizos, residentes y turistas sufrirán retrasos de más de cuatro horas durante varios meses en su paso a través de la verja, señala el mismo documento. «Los prolongados retrasos fronterizos provocarán probablemente un efecto adverso en la economía de Gibraltar», sentencia el texto.

La inestabilidad política sería otra de las repercusiones de un Brexit sin acuerdo. El documento lo explica así: «Hay preocupación de que Gibraltar no haya aprobado toda la legislación necesaria para un No Acuerdo, abriendo riesgos potenciales para el Gobierno de Gibraltar».

La «Operación Yellowhammer», nombre del extenso análisis en el que se contiene esta información, desentraña las consecuencias de un Brexin sin acuerdo, y no se limita a los daños que puede causar en Gibraltar. El texto se divide en varios puntos que se ocupan de asuntos distintos. El número 15, al que nos hemos referido, versa sobre Gibraltar.

El número 13 es significativo y preocupante, porque da por hecho un incremento de la violencia en el Reino Unido después del Brexit, ocasionado por las dificultades a las que se enfretará al país y la disconformidad de parte de la población con la salida, hasta el punto de que recurrir a la Policía será imprescindible. «Las protestas y contraprotestas tendrán lugar a lo largo del Reino Unido y podrían absorber bastante cantidad de recursos policiales. Puede haber también un aumento de los desórdenes públicos y las tensiones comunitarias».

La revelación de estos documentos fue aprobada el pasado lunes por el Parlamento británico, el mismo día que la cámara también rechazó la propuesta de convocar elecciones para el 15 de octubre, defendida por el primer ministro, Boris Johnson.

El Parlamento ha asestado varias derrotas al «premier», por la oposición de los diputados, incluso de los de su propio partido, a respaldar una salida de la UE sin acuerdo. Los temores a ese Brexit abrupto se deben a las trágicas consecuencias que puede conllevar para el Reino Unido, posiblemente abocado a una desplome de su economía.