Acusan a China de extraer los órganos de sus prisioneros para realizar trasplantes

0
25
Una investigación liderada por abogados y expertos en Londres afirma que China esta asesinando a miembros del grupo espiritual Falun Gong y extrayendo sus órganos con el fin de trasplantarlos. El panel ha abogado por una profundización del estudio al que calificaron como un «potencial genocidio». Los expertos dijeron que habían recibido «pruebas claras» de que la recolección forzada de órganos había sucedido durante al menos 20 años, en un juicio en el Tribunal de China.

Beijing ha negado repetidamente las acusaciones de los investigadores y académicos que afirman que extraerían sin consentimiento previo los órganos de presos tras su ejecución y que esas prácticas no se realizan desde 2015. Sin embargo, el panel han confirmado que la práctica sigue estando en vigor y que los presos de Falun Gong «probablemente eran la fuente principal» de órganos obtenidos por la extracción forzada.

Falun Gong es un grupo espiritual basado en la meditación y fue prohibido por China hace 20 años, después de que 10,000 miembros manifestaran en el complejo de liderazgo central en Beijing en una protesta silenciosa. Miles de miembros han sido encarcelados desde entonces.

Las regulaciones del Gobierno chino especifican que la donación de órganos humanos debe ser voluntaria y no puede ser monetizada, según ha informado un portavoz de la Embajada China en Londres. Los hallazgos eran «indicativos de un posible genocidio», pero no habían sido lo suficientemente claros como para emitir una conclusión afirmativa ya que algunos prisioneros de Falun Gong habían sido liberados y los beneficios potenciales de la extracción podrían justificar la donación.